Filopalabra

Inicio > Tienda > La obra de arte literaria - Gloria Vergara e Hilda Rocío Leal

  • La obra de arte literaria - Gloria Vergara e Hilda Rocío Leal

Precio: $ 100.00 MXN / pieza

Cantidad:

0 producto

Ver

La obra de arte literaria, de Gloria Vergara e Hilda Rocío Leal. 108 págs.

Han sido muchas las teorías sobre la obra de arte literaria. La discusión sigue vigente en la medida en que no se ha llegado a una verdadera síntesis. Para ello, es pertinente ensanchar los cánones en torno a las estructuras verbales, aunque sin caer en la apertura radical: no todo es literatura en su sentido artístico. A estos temas, a esta discusión se dedica el libro La obra de arte literaria, en cuyo texto introductorio Gloria Vergara e Hilda Rocío Leal Viera abordan la naturaleza estratificada del texto literario, cuyas cualidades metafísicas «ponen al lector en un estado de contemplación». Éste es el hilo conductor del libro, donde se despliegan algunas aproximaciones teóricas al fenómeno literario.

Ada Aurora Sánchez piensa que la literatura es como un prisma, un punto de confluencia entre dos subjetividades (el autor y el lector), pero esto ocurre con muchos otros textos escritos. ¿Qué es entonces lo que hace literario al texto? Ésta es la pregunta clave para abrir una serie de reflexiones que van más allá de las cuestiones formales o retóricas, y más allá de lo que Jakobson llamaba «función poética». En principio, la autora aplica los rasgos que según Jonathan Culler definen al discurso literario. Por otra parte, el problema de los géneros radica en que es imposible establecer una tipología universal que considere variantes históricas, culturales y receptivas en cada pueblo o nación. Los géneros, en consecuencia, cambian. El canon, como conjunto de obras imprescindibles, varía también según las perspectivas culturales e históricas.

Todo arte es una vivencia de alteridad. A partir de esta premisa, se contempla el texto literario también desde sus símbolos. Lilia Leticia García Peña, siguiendo a autores como Charles Peirce, distingue el icono del símbolo. Otras autoras (Leticia Mendoza Pérez y Silvia Ruiz Otero) recurren a Roman Ingarden, para quien la obra literaria es un objeto intencional, un acto consciente y creativo, con una materia fónica y conceptos o esencias trasmisoras de significados. Por su parte, Enrique Eguiarte Bendímez retoma a Paul Ricoeur para analizar las aporías de la experiencia del tiempo en una narración de Agustín de Hipona. Por último, Claudia Zepeda y Pastora Amezcua Rivera tratan la obra literaria como objeto cultural, ya que «hablar de la obra de arte literaria como un objeto único y cerrado es una postura obsoleta en el estudio de la literatura». Concluyen su artículo con una reflexión sobre el blog.

En general, en el libro se retoman, entre otros muchos, a conocidos teóricos, como Aristóteles, Roman Ingarden, Gérard Genette, Hans Jauss, Paul Ricoeur, Iuri Lotman, René Wellek, Tzvetan Todorov, Michel Foucault o Mijail Bajtín. Por ello, más que reveladora, su lectura resulta muy ilustrativa.

 

Juan Antonio Rosado. La Cultura en México, Siempre!, núm. 3117, México, 10 de marzo, 2013, p. 87

© 2018 Filopalabra